Acceso de usuarios
Ruta de Navegación
Calificar Información
 
Título de sección

26 de marzo. Promulgación del Plan de Guadalupe

Contenido de sección
   
 
Plan de Guadalupe (Alfredo Barrera, fragmento)
 
[…] El 26 (marzo), por la mañana, almorzamos barbacoa, carne asada, café caliente y tortillas de maíz. Después me llamó el señor gobernador aparte. Entramos solos a una pieza que la hacienda destinaba para comedor y con la venia del administrador hicimos uso de la mesa como escritorio. Era una cuestión íntima y delicada. Provisto de un poco de papel y tinta me senté frente al señor gobernador, con quien previamente había discutido el asunto de que se trataba y, éste, frunciendo el entrecejo, esforzábase en pensar la forma literaria de sus ideas para que yo escribiera el plan que habíamos hablado. Primero escribí algo que yo pensaba; no le gustó al Sr. Carranza y, tras cambiar algunas palabras, hubimos de producir el siguiente:
 
Manifiesto a la Nación
 
Considerando que el Gral. Victoriano Huerta, a quien el Presidente Constitucional D. Francisco I. Madero había confiado la defensa de las instituciones y la legalidad de su Gobierno al unirse a los enemigos rebelados en armas en contra de ese mismo gobierno para restaurar la última dictadura, cometió el delito de traición para escalar el poder, aprehendiendo a los C.C. Presidente y Vice-presidente, así como a sus ministros, exigiéndoles por medios violentos las renuncias de sus puestos, lo cual está comprobado por los mensajes que el mismo Gral. Huerta dirigió a los gobernadores de los estados, comunicándoles tener presos a los supremos magistrados de la nación y su gabinete. Considerando que los Poderes Legislativo y Judicial han reconocido y amparado en contra de las leyes y preceptos constitucionales al General Victoriano Huerta y sus ilegales y antipatrióticos procedimientos y considerando, por último, que algunos gobiernos de los Estados de la Unión han reconocido al gobierno ilegítimo impuesto por la parte del ejército que consumó la traición mandado por el mismo General Huerta a pesar de haber violado la soberanía de esos estados, cuyos gobernantes debieron ser los primeros en desconocerlo, los subscritos, jefes y oficiales con mando de fuerzas constitucionalistas, hemos acordado y sostendremos con las armas el siguiente:
 
PLAN
 
1º Se desconoce al Gral. Victoriano Huerta como Presidente de la República.
 
2º Se desconocen también a los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación.
 
3º Se desconocen a los gobiernos de los estados que aún reconozcan a los Poderes Federales que forman la actual administracion, treinta días después de la publicación de este Plan.
 
4º Para la organización del ejército encargado de hacer cumplir nuestros propósitos, nombramos como Primer Jefe del Ejército que se denominará "Constitucionalista" al ciudadano Venustiano Carranza, gobernador constitucional del estado de Coahuila.
 
5º Al ocupar el ejército constitucionalista la ciudad de México, se encargará interinamente del Poder Ejecutivo el ciudadano Venustiano Carranza, primer Jefe del Ejército o quien lo hubiere sustituido en el mando.
 
6º El Presidente Interino de la República convocará a elecciones generales tan luego como se haya consolidado la paz, entregando el Poder al ciudadano que hubiere sido electo.
 
7º El ciudadano que funja como primer Jefe del Ejército Constitucionalista en los estados cuyos gobiernos hubieren reconocido al de Huerta asumirá el cargo de Gobernador Provisional y convocará a elecciones locales después que hayan tomado posesión de sus cargos los ciudadanos que hubiesen sido electos para desempeñar los altos poderes de la Federación, como lo previene la base anterior.
 
Firmado en la Hacienda de Guadalupe, Coahuila, a los 26 días de marzo de 1913.
 
 

 

Última modificación:
Miércoles 25 de septiembre de 2013 a las 13:16:48
Menú secundario